top of page

Sobre nosotros

Siempre en busca de inspiración

Como es de notar, esta parroquia desde sus primeros signos de vida, ha tenido algunos inconvenientes en cuanto a guardar memorias importantes para la feliz recordación de cómo fue en sus primeros días la erección de esta antiquísima población. El hecho que marca que no se tenga información de los primeros 100 años de vida espiritual, es la consumación en llamas del archivo que se guardaba en la casa cural, que lastimosamente se quemo, como más adelante se nos va a referir esta pequeña investigación.
 

IMG_20221124_173735.jpg

La historia

Esta parroquia tiene sus límites con Mutiscua, Cácota, Chitagá, Babegá, Vetas, Guaca, Santa Barbará y Tona estas tres últimas de Santander del Sur. Es interesante reconocer a esta humilde población como la cuna donde se produjeron las erecciones de parroquias como Mutiscua y Tona (Santander) y se llevaron hacia toda la comarca un grito de evangelización.

En el año 1531, pasó del con
quistador alemán Ambrosio Alfinger y virtual fundación de Santo Domingo de Silos en el llano de la cruz. Aquí, permaneció por varios días, después de atravesar con sus hombres, en medio de aterradoras dificultades, por los páramos de Cachira, cerro el Viejo, Tamá, Paramo Rico, Santurban y Mogorontoque de la cordillera oriental.

Acotamos que el nombre de Llano de la Cruz, obviamente no existía en tiempos de la llegada de los alemanes, en este sitio de clima bondadoso y abundante en alimentos, espero a sus hombres rezagados y enfermos, se rehabilito y organizo la continuación de su periplo en busca del lago de Maracaibo, especialmente a Coro.

En 1535, llegaron los primeros misioneros españoles, quienes comenzaron a catequizar a los nativos de los diferentes caseríos, entre los que se contaban los más importantes, Magará, Cáraba, Loatá, Leuta, Cherquetá, Tarabatá, Tutepa, Bábega, Záqueta y Pesquirá. En 1600 por haberse resuelto trasladar el incipiente conjunto de algunos bohíos y casas de bahareque a un lugar más seco y seguro, en este año se dio comienzo al trazado de la plaza y algunas calles igual que a la construcción de la primera Iglesia, de tapia pisada y techo pajizo, en el costado occidental de la plaza, cuya puerta principal miraba hacia el norte, haciendo esquina con la actual salida para Babegá y que durante mucho tiempo este sitio se llamó “Altozano”. Nombre que se le daba a aquella época a los atrios de las Iglesias, es posible que sobre esta riesgosa construcción pudiera promoverse el incendio que se desato el día de Corpus del año de 1637.

Con el traslado que se hizo del caserío situado en el Llano de la Cruz los moradores del naciente Santo Domingo de Silos, se retiraron de los dominios de los Záquetas y ocuparon el territorio de los Magaráes, que en resumidas cuentas, eran quienes ocupaban la planada, donde hoy se exhibe nuestro parque, se yergue nuestro solemne Templo y se goza de modesta casas. En el año 1637 como mencionábamos anteriormente, el día de Corpus Crhisti, un voraz incendio destruyo la pequeña Iglesia de techo pajizo, la desvencijada casa cural, como también un archivo, donde se guardaban los pocos registros que atestiguaban la fundación del pueblo y de la institución de la congregación de la Virgen de la Candelaria, actuaba como párroco el Padre Francisco Jurado, de esta manera se perdió más de 100 años de interesante historia.

Para el año 1644 recae sobre Pamplona y los pueblos vecinos un gran terremoto, el naciente caserío de Santo domingo de Silos, fue destruido casi por completo. No existen unos datos de la cantidad de victimas y perdidas materiales de esta catástrofe. En el año de 1650, vino Fray Jerónimo Mirón del convento de los predicadores de Pamplona, con el fin de fundar la cofradía de la Virgen del Rosario, a petición que hicieran, Don Martin cacique de Bábega; don Juan, cacique de Tapaguá; don Alonso, Cacique de Tutepa: don Pascual cacique de Cáraba; don Felipe y don Marcos, caciques de Perquerá y don Andrés de Loatá. Por los relatos que encontramos en el Libro de la parroquia de Silos, dirigía y organizada gran parte por el Padre Adolfo García Cadena.
Para el año de 1670 el 24 de mayo, visito este pueblo el Señor Maestro Francisco de Sosa Echavarría, visitador general Eclesiástico de las provincias de Pamplona. En 1748 el 15 de abril sin disponer de tribunal inquisitorio por orden del alcalde Don Salvador Cabeza condenan a unas mujeres por hechicería y brujería en la plaza del pueblo.

En el año de 1784 el templo seguía ubicado en el costado occidental de la plaza, fue techado con teja de barro cocido y remodelado al estilo de la época bajo la acuciosa dirección del párroco el presbítero don Andrés Antonio Matta.


 

imagenes

Datos de contacto

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

bottom of page